La pasada semana el diario El País publicó un artículo de opinión en el que el escritor Santiago Roncaglioro realizaba una desafortunada comparación de la situación de Europa con el Síndrome de Asperger. Durante el fin de semana El Economista califica como “autista” al jugador Gareth Bale por dar una imagen poco “sociable”.
Estos hechos, que desgraciadamente no son aislados, ponen de manifiesto el desconocimiento que sigue existiendo sobre el Trastornos del Espectro Autista (TEA) y el Síndrome de Asperger (SA).
Así mismo, se pone en relieve la necesidad de la existencia de asociaciones como ASPERCAN, que tienen entre sus fines la difusión del Síndrome de Asperger y la lucha por la consecución de la igualdad de derechos de estas personas en las diferentes áreas de la vida.
La asociación se pone a disposición de todas las personas o entidades que quieran saber más sobre el Síndrome de Asperger.
¡El conocimiento es el mejor antídoto!
¡Feliz semana!